Slide | Shop BLOG | NEWS

El acceso a un mundo globalizado, ha roto los moldes del sector educativo en Latinoamérica. El modelo actual de instrucción, estandarizado y monolítico, establece su foco de atención en la simplicidad, conveniencia y homogeneidad, características que no se ajustan a las necesidades del estudiante del siglo XXI.

Hoy en día las escuelas en Colombia deben transformar sus modelos pedagógicos a través de técnicas disruptivas de instrucción que ofrezcan servicios diferenciadores, tallados a la medida de cada estudiante, que comprendan su deseo por la personalización, por tener acceso a oportunidades de aprendizaje únicas y que a su vez sean económicamente viables. Estas deben contemplar la transformación de espacios tradicionales, por ecosistemas digitales que reflejen una cultura enfocada en la innovación y el desarrollo, con su centro en la heterogeneidad. Esta necesidad da inicio a una nueva forma de hacer las cosas en las escuelas a nivel mundial que se conoce como blended learning.

 En términos simples, blended learning combina la instrucción tradicional docente-alumno con instrucción en-línea apoyada en la tecnología. El internet, se convierte en el catalizador que permite el empoderamiento del estudiante con su proceso de aprendizaje. Al ser centrado en el estudiante, este pasa a ser personalizado y basado en competencias. Permite que exista flexibilidad en el ritmo del aprendizaje, el lugar, e inclusive el camino; auditivo, visual o kinestésico. De esta manera el estudiante establece sus metas, generándole un sentido de responsabilidad y empoderamiento de su proceso de aprendizaje y de sus necesidades.

Los espacios físicos tradicionales en las escuelas también sufren una transformación. Los escritorios unipersonales son reemplazados por mesas de trabajo que fomenten la colaboración y el trabajo en equipo. La conectividad, ancho de banda, equipos de control de contenidos, access points y demás equipos requeridos para contar con una infraestructura de soporte, empiezan a hacer parte del presupuesto de inversión de las escuelas. Se desarrollan campañas BYOD (Bring Your Own Device) incentivando al estudiante a traer su propio dispositivo que le permita tener acceso al mundo digital. La corriente del blended learning es tan fuerte que inclusive las escuelas vanguardistas ya han modificado su PEI (Plan Educativo Institucional) para que este sea incluyente y responda a situaciones y necesidades de los educandos, de la comunidad local, de la región y del país.

¿Pero como funciona un ejemplo de ambiente de aprendizaje bajo el modelo blended learning? Sencillo. Como primera medida tanto el componente en-línea como el presencial deben ir de la mano. El docente primero define el objetivo de la asignatura, luego el alumno tiene la libertad de estudiar la temática a través de plataformas de aprendizaje, viendo webinars, consultando páginas curadas, playlists de video en youtube; en su tiempo más conveniente y en su lugar de preferencia. El docente recibe data por medio de plataformas de aprendizaje interactivo, aplicaciones de evaluación o valoración como Google Forms o a través de la gamification, la cual corresponde al uso de elementos de diseño de juegos, pensamiento y mecánica haciendo uso de aplicaciones como Quizizz o Kahoot. De esta manera, el docente toma decisiones basadas en datos, encaminadas a re-direccionar, reforzar y hacer seguimiento al proceso de aprendizaje cada alumno. El aula física se transforma: de un salón tradicional a uno dividido con mesas de trabajo o estaciones, en donde pequeños grupos de estudiantes trabajan de manera colectiva en temáticas diferentes, pero hacia un mismo objetivo.

El rol del docente migra de ser un transmisor de conocimiento a un orientador o sherpa: término utilizado para referenciar a los guías del Nepal que vivían en el Himalaya; acompañando así a los estudiantes en su recorrido por el camino montañoso de su aprendizaje. Al contar con estaciones pequeñas, donde rotan los alumnos cada cierto tiempo establecido, el docente tiene la posibilidad de tener mayor cercanía a los estudiantes, ya que puede atender a 6 en vez de 25 a la vez. Existen estaciones de investigación, de trabajo colaborativo, de trabajo individual y de tiempo de instrucción habitual frente al docente. Esto permite que la instrucción se vuelve personalizada ya que los alumnos encuentran espacios de mayor confianza donde pueden expresarse libremente sin ningún tipo de prevenciones. De esta manera, resuelven sus dudas, refuerzan su pensamiento crítico, mejoran sus habilidades colaborativas y de comunicación, convirtiéndose en aprendices para toda la vida.

El alcance de esta disrupción tecnológica al sistema educativo colombiano trasciende las barreras de la imaginación. Existen distintos modelos de blended learning: Rotation, Flex, A la Carte, Enriched Virtual (conocer mas). Estos permiten que las instituciones educativas también personalicen sus modelos de aprendizaje, tallándolos a su medida y a sus necesidades. Hoy día podemos pensar, inclusive, en tener docentes que dicten diferentes asignaturas desde sus respectivos países de origen, sin necesidad de que se encuentren en la escuela física. Esto no solo les permitiría a las escuelas colombianas reducir sus costos de nómina y housing, sino que también podrían ampliar el alcance de su pensum académico, mejorando así su promesa de valor lo que impacta a un mayor número de estudiantes, diferentes nichos (multiculturalidad) y la generación de modelos de negocio diferenciales.

Estamos en tiempos transformacionales. Es por esto, que se hace imperante que las escuelas en Latinoamérica den el primer paso hacia la reforma de su estrategia pedagógica. Los ajustes en el PEI deben responder en el ritmo en el que estas tendencias cambian, con el fin de que los modelos pedagógicos de las escuelas se encuentren actualizados y conformes a las necesidades de un mundo cada vez más globalizado.

Estas tecnologías disruptivas han roto el molde del tradicionalismo en el sistema educativo Latinoamericano; por las grietas permean las necesidades particulares cada uno de nuestros estudiantes, necesidades que no dan espera:  el cambio es inminente. La decisión es adaptarse o sucumbir.

 

REFERENCIAS

 HORN, M., AND STAKER, H., (2015), BLENDED: USING DISRUPTIVE INNOVATION TO IMPROVE SCHOOLS, JOSEY-BASS, SAN FRANCISCO, USA

CLARK, H., AND AVRITH, T., (2015), THE GOOGLE INFUSED CLASSROOM, ED TECH TEAM PRESS, IRVINE, CALIFORNIA, USA