Si usted es un padre de niños aun pequeños podrá pensar, ¿Para qué leo este artículo, si mi hijo aún está pequeño? Pues está equivocado y si deben ir trabajando en su prevención y que mejor que hacerlo desde pequeños, que es cuando, en esos primeros 7 años de vida se forma el carácter, su personalidad y se afianzan los valores además de crear vínculos importantes para toda su vida. ¿Cómo manejaremos la llegada de la adolescencia y todo lo que trae consigo este período: permisos, salidas hasta tarde, nuevos amigos, la primera novia, las primeras fiestas ect? Son temas que preocupan a los padres.

La familia de hoy, cada vez tiene menos comunicación, la  tecnología y a su vez, la ausencia de padres en casa, ponen en peligro la relación padres- hijos.

RECORDAR QUE CADA HIJO TIENEN SU PROPIA PERSONALIDAD.

Cada hijo es diferente al otro, unos son más tímidos, otros son muy sociables y extrovertidos, otros son más mal geniados otros muy tranquilos, pero aunque se debe respetar sus temperamentos no debemos permitirles que exageren en ellos. Procure dialogar sobre sus fortalezas y apoyarlo en mejorar sus debilidades Usted es una guía para su hijo no un castigador. Usted es su guía y maestro de emociones.. Piense: ¿Cómo manejo yo mis emociones? ¿Seré un buen ejemplo a seguir para mis hijos?.

LA IMPORTANCIA DE FORMAR EL CARÁCTER EN SU HIJO.

Darle a un hijo todo lo que pida, complacerlo en sus deseos o lo contrario: ser muy estricto con ellos, castigador y casi que usted es el que decide todo por ellos, no es recomendable a la hora de educar, debe buscarse un punto medio, un balance entre el amor, la comprensión pero también el exigirles ser responsables, independientes y respetuosos. Siempre procure elogiar en ellos sus buenas conductas más que criticarlos, hay padres que todo el día están criticándolos y esto hace que ellos se creen una autoimagen de malos y no queridos por nadie. Enséñele desde pequeños que sean colaboradores, que ayude a lavar los platos los fines de semana cuando no está la empleada, guardar su ropa, hacer sus tareas, enséñeles a tratarse entre todos en casa amablemente , que aprenda a resolver problemas, ambos padres deben establecer límites y reglas claras, esto crea un ambiente seguro y claro para todos. Una casa donde no hay reglas, cada quien hace lo que quiere o un día si hay reglas pero otro día no hay, es un ambiente confuso, débil.  Es como para un soldado ir a la guerra sin armas, sin claridad, ni un mapa ni un capitán a quien seguir.

MI HIJO ES ADOLESCENTE Y NO TENGO BUENA COMUNICACIÓN CON EL.

Si ya su hijo está entre los 13 a 17 años y no tiene  buena relación con la familia, deben hacer un PARE y revisar bien que ha pasado con la comunicación, que es lo que yo, como padre o madre más le digo (gritos, regaños, amenazas, hablo mal de él, lo critico) , recuerde que los HIJOS SON REFLEJO DE SUS PADRES, así que debemos mirar que hemos sembrado desde pequeños en la relación: si he sembrado gritos, castigos, insultos, críticas no espere tener un jardín de rosas en la adolescencia.  Recomiendo urgentemente hacer un RESCATE DE EMOCIONES, hable con su hijo(a) pídale perdón las veces que usted lo ha ofendido y dígale lo mal que se siente con eso, que usted lo ama inmensamente  y reconstruyan nueva relación día a día de respeto.

¿PUEDO OFRECERLE A MI HIJO  PROBAR LA CERVEZA O VINO?

¡NO!, NUNCA LE OFREZCA A SU HIJO PROBRARLO, NINGUNA CANTIDAD DE LICOR ES ACEPTABLE PARA UN NIÑO O JOVEN, es como ofrecerle droga un poquito nada más, NO…tenemos creencias erradas sobre esto del licor….daña hígado, en un cerebro aun inmaduro, activa dependencia, altera la conciencia, piense: el mayor número de accidentes ocurren  por ingerir alcohol…..esa creencia que es mejor que la pruebe con papá es totalmente equivocada, mejor piense en ser cada día un mejor modelo para su hijo de acciones positivas y que preserven en él, un autocontrol al ver que papá se regula en su consumo y le habla de que no es bueno tomarlo. Es difícil decir que papá y mamá nunca tomaran, pues vivimos en una sociedad donde todo se celebra con licor (bautizos, matrimonios, velorios, cumpleaños, grados o un simple asado). Tenga cuidado, hoy le está activando en el cerebro de su hijo el gusto por el licor, mañana será más fácil que le gusten otras cosas también. Es un riesgo potencial para el desarrollo del cerebro de su hijo.

QUE DICEN LOS MÉDICOS SOBRE ESTO:

El médico Westley Clark, director del Centro para la Calidad y Estadísticas Conductuales de Salud de la Dirección de Servicios sobre Abuso de Sustancias y Salud Mental de EU, dice:

«Las estadísticas muestran que los niños que comienzan a beber a una edad más temprana tienen más problemas después. También sabemos que, particularmente los hombres menores de 21 años, aún están desarrollando lo que llamamos la función ejecutiva (que regula cómo toman decisiones y cómo manejan el riesgo)», explicó.

«A los 21, el cerebro simplemente es más maduro y la habilidad para controlar los impulsos es mucho mayor. La edad legal son los 21 años. El mensaje a los padres es ganar tiempo y retrasar la aparición de cualquier consumo».

Probar a una edad temprana el licor, está asociado con «un mayor consumo de alcohol a medida que los niños crecen», la voluntad de los padres para tratar el tema es a menudo la clave para evitar los problemas. No basta con solo decirles: No es bueno tomar, si no háblele desde pequeño que hace el alcohol en el organismo, como se ve una persona al tomar en exceso, las muertes que provocan por que se pierde la conciencia. Aconsejo más dialogo y enseñanzas preventivas, recuerde que usted es el maestro de VIDA de su hijo (alumno). Con su hijo pequeño pasa lo mismo cuando lo exponemos a manejar GOOGLE SIN CONTROL, es como soltarle el carro de papá a temprana edad.

MAL EJEMPLO..

Mucho cuidado con ser uno de los padres  que da mal ejemplo de todos los fines de semana tomar cerveza o cualquier licor hasta emborracharse o peor desdoblarse en casa y agredir a su madre o amigos, muchos niños preguntan ¿por qué su papá se pone raro cuando toma cerveza? ¿O se pone más alegre? Será que ese licor me produce alegría fácilmente. Yo quiero probarlo para ser más chistoso o me dé seguridad.

Pregúntese: ¿Es esto lo que quiero para mi hijo? ¿Quiero que mi hijo cuando sea mayor haga lo mismo que yo?. La mejor forma de educar a un hijo es con el buen ejemplo.

HÁBLELE SOBRE LOS EFECTOS DEL CIGARRILLO Y ALCOCHOL EN EL CUERPO.

Es importante recalcar que desde pequeños ustedes deben decirles a sus hijos sobre el cigarrillo y alcohol lo que causa en el organismo, los Colegios a través de los  talleres preventivos, les brinda la posibilidad de conocer primero su cuerpo, órganos y sus funciones pero también que puede dañar el funcionamiento de estos órganos, explicándoles sobre el HÍGADO, PÁNCREAS, PULMONES, COLON ECT. Creándoles así una conciencia de mi cuerpo y porque debo CUIDARLO. Pero no solo el colegio es suficiente, los padres en casa son lo más importante.

Para nuestros hijos no será fácil el camino de la vida, pues verán a su lado personas que llegan borrachas de una fiesta, al papá ponerse violento con mamá porque está bajo los efectos del licor. Que el abuelo fuma mucho! Entonces, para concluir: Un cuerpo de un niño en desarrollo no debe recibir y menos a esta edad, ningún tipo de licor, es como darle a un bebe en su tetero cerveza o ron. Que creen que pasara con su hígado?  Además de activar una adicción que en la adolescencia será muy difícil de controlar.

Los colegios apoyan, es un complemento, pero ustedes en casa “SON EL TODO, EN LA EDUCACIÓN DE SUS HIJOS”.

Procure rodearlos de buenos hábitos de alimentación y vida saludable, promueva en ellos el deporte, esto ayudara a tenerlo más lejos de las drogas y más cerca de la vida saludable.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL DIÁLOGO Y BRINDAR AMOR?

Los vicios, muchas veces inician en jóvenes que han crecido débiles, con poco amor de sus padres, muchos castigos, o solitarios en manos ahora de mundo virtuales que los vuelves retadores y difíciles de controlar, ven la llegada de la adolescencia como un escape, como no han experimentado amor en sus casas, diálogos comprensivos, buscan experiencias nuevas que generen en ellos alegría, excitación y por eso el día que un mal amigo los aconseje y le ofrezca fumar, tomar licor a escondidas y peor aún probar todo tipo de drogas que le producen felicidad o tranquilidad que no consigue en casa, ese día habrá perdido a su hijo. Rescatarlo de esto no será fácil.

Por eso padres empiecen desde ya con sus hijos pequeños pero si usted lector es padre o madre de un hijo ya adolescente y le preocupa su rebeldía, reúnase con su hijo, háblale (no le grite) escúchelo (no le exija), trate de entenderlo y pídale perdón en caso que ya la relación entre ustedes como padres y su hijo ya esté muy contaminada desde hace varios años atrás de gritos, castigos, golpes. Dígale que usted está dispuesto a iniciar una nueva relación con su hijo(a) diferente pero deberán respetarse mutuamente. Muchas veces buscar ayuda es importante profesionales como Psicólogos podrán guiarlos.